Categorías principales

Historia del pan artesanal de Jutiapa Guate

¡La historia completa del pan artesana de Jutiapa Guatemala! Históricamente en las distintas tradiciones culturales y escenarios geográficos diversos, el pan ha sido uno de los alimentos básicos que forma parte de la dieta cotidiana. Este alimento, rico en carbohidratos y proteína vegetal, es de singular importancia para reproducir las energías necesarias para un día de trabajo.

Como alimentos su elaboración  ha sido transformada de acuerdo  a las  épocas y espacios, de una  forma  artesanal que duro varios  siglos adaptándose paulatinamente a nuevas técnicas  para la cocción y preparación  de la masa  cambiando así tradicionales  ingredientes, técnicas de elaboración, formas y sabores propios  y avances han hecho que recetas  caseras  en el mejor  de los  se  modifiquen  y en  otros lamentablemente se olviden  y se  pierdan, así pensar en su  recuperación es importante porque junto  a dichos procedimientos aparecen un  sin número  de datos .

Trayectoria del pan artesanal

El pan artesanal de Jutiapa es reconocido en Guatemala por su larga trayectoria familiar, la cual hereda la receta de generación en generación, comparten los Bosch de Guatemala, a quienes les encanta degustar de este exquisito pan.

El pan artesanal de Jutiapa es conocido en Guatemala como una insignia gastronómica del departamento. De hecho, es el lugar con el mayor número de técnicas artesanales para preparar el pan.

Historia del pan artesanal en Guatemala

El pan tiene origen en las primeras sociedades —griega, romana, egipcia—, a través del pan ácimo —un platillo desarrollado sin levadura—, que con los años se desarrolló con diferentes ingredientes y técnicas.

Por muchos siglos, estos grupos se extendieron a lo largo de todo el mundo. Cabe mencionar que en Europa apareció la España mozárabe: expertos en el cultivo de cereales.

Se cree que el pan llegó a Guatemala durante la época colonial y el asentamiento de la colonia alemana a partir de 1828.

El pan mozárabe

Por un lado, los mozárabes —conocidos así a los hispanorromanos que vivían en el territorio musulmán de la península ibérica—, introdujeron el pan a su dieta tras alimentarse a base de cereales.

En aquel entonces, ya habían dominado las prácticas de cocción en hornos públicos y habían creado el pan blanco —también conocido como pan rojo—, formado por harina y salvado.

El pan alemán

Por otro lado, para los alemanes la elaboración de pan es sumamente importante. Con más de 3,200 variedades y tipos de preparación de pan artesanal, los alemanes se dispusieron a crear pequeños negocios.

La atracción era lo esponjoso, crujiente y diverso del sabor del pan a través del cultivo de diferentes tipos de cereales. Cultivo que, por cierto, ingresó a Guatemala.

Para el país, el pan se incorporó por medio de la evangelización y la introducción de las nuevas iglesias católicas.

Sin embargo, en otras regiones, como Jutiapa, se dio por las recetas y cocinas familiares más la combinación de tradiciones hispánicas y europeas.

De esa cuenta aparecen aperitivos como los birriñaques, semitas, salpores, pan de mujer, pan de maíz, marquesote, quesadillas y tortas.

Así, diferentes familias en Jutiapa se han convertido en herederas no solo de la técnica. También, de los utensilios de cocina como el horno de mampostería, la receta de la materia prima, de este pan artesanal.